Blogia
MANANTIAL DE VIDA -SHEKINA

Miércoles 09 -02- 2011 EVANGELIO : Discernimiento

COMENTARIO DEL  EVANGELIO DEL  DIA DE HOY

 MIÉRCOLES  9  DE FEBRERO DEL 2011

Evangelio  : Mc 7, 14 - 23           

LO IMPURO ESTÁ EN EL CORAZÓN

 En aquel tiempo, Jesús llamó a la gente y les dijo: «Oídme todos y entended. Nada hay fuera del hombre que, entrando en él, pueda contaminarle; sino lo que sale del hombre, eso es lo que contamina al hombre. Quien tenga oídos para oír, que oiga».
Y cuando, apartándose de la gente, entró en casa, sus discípulos le preguntaban sobre la parábola. Él les dijo: «¿Así que también vosotros estáis sin inteligencia? ¿No comprendéis que todo lo que de fuera entra en el hombre no puede contaminarle, pues no entra en su corazón, sino en el vientre y va a parar al excusado?» —así declaraba puros todos los alimentos—. Y decía: «Lo que sale del hombre, eso es lo que contamina al hombre. Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen las intenciones malas: fornicaciones, robos, asesinatos, adulterios, avaricias, maldades, fraude, libertinaje, envidia, injuria, insolencia, insensatez. Todas estas perversidades salen de dentro y contaminan al hombre».

 

DISCERNIMIENTO :

 

MENSAJE    :   ( V.  15  )  Nada hay fuera del hombre, que entrando en él, pueda contaminarle,   sino lo que sale del hombre .

MANDATO  :   ( V. 21  )  limpiar el corazón .  Del corazón del hombre salen las malas intenciones

PROMESA   :    (  )   La Palabra de Jesús limpia tu corazón..

Hermano, Hoy Jesús te enseña que todo lo que Dios ha hecho es bueno. Es, más bien, tu  INTENCIÓN no recta la que puede contaminar lo que haces. Por eso, Jesucristo dice: «Nada hay fuera del hombre que, entrando en él, pueda contaminarle; sino lo que sale del hombre, eso es lo que contamina al hombre» (Mc 7,15). La experiencia de la ofensa a Dios es una realidad. En tu corazón  habita el mal que te hace esclavo del pecado que te aleja de Dios. La misión que Jesús te encarga es LIMPIAR con ayuda de su gracia  de su Palabra  todas las contaminaciones que hay en el mundo. Para que restaures el plan creador de Dios, que todo lo hizo bueno para provecho tuyo.

La pureza de intención. la tendrás, si, siempre y en todo, sólo buscas agradar a Dios.
Sólo tu voluntad puede estropear el plan divino y hace falta que  vigiles  para que no sea así. Muchas veces se meten la vanidad, el amor propio, los desánimos por falta de fe, la impaciencia por no conseguir los resultados esperados, las intrigas, los chismes , la seducción etc. Conviene por tanto,  que estés atento en el ofrecimiento de tus obras, mantener la presencia de Dios y considerar frecuentemente la filiación divina, de manera que todo tu  día  con oración y trabajo  tome su fuerza y empiece en el Señor, y que todo lo que hagas comenzado por Él llegue a su finen él. 

Cristo  enseña que son "bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios" (Mt 5,8). Ser limpio de corazón quiere decir ajustar la inteligencia y la voluntad propias a las exigencias de la santidad de Dios. (cf. CCC 2518). Sabemos que esto no es fácil, Cristo lo sabe y da su gracia para poder formar un corazón limpio, un corazón puro, él invita a todos los hombres a tener un corazón así.
De la Virgen María puedes aprender esta lección. Al mirar a la Virgen, se avive en ti  la aspiración a la belleza, a la bondad y a la pureza de corazón. Su candor celestial te atrae hacia Dios, ayudándote a superar la tentación de una vida mediocre que camina con el mal a cuestas.

 

ORACION 

Señor, te doy gracias porque tú has estado hablando a mi  corazón y sabes que sin tu ayuda nada puedo  hacer.

Tú conoces mi corazón y sabes todo lo bueno y lo malo que hay en el.
Te pido Jesús que saques todo lo que no sirve de mi vida..
Se que esto no es fácil. Pero también se que tú  me amas y que día a día me irás enseñando y corrigiendo con tu amor. Pues soy tu hijo  y deseo agradarte y servirte. Y si mi interior no está limpio y puro, mis labios y manos no podrán llevar el mensaje de salvación. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios