Blogia
MANANTIAL DE VIDA -SHEKINA

TEMA 9 : Prepárate para vivir la tormenta, el sufrimiento y la oscuridad en tu vida.

TEMA  9 : Prepárate para vivir la tormenta, el sufrimiento y la oscuridad en tu vida.

OBJETIVO :

Que aprendas  a enfrentar las dificultades y momentos oscuros que hay en  tu vida con la ayuda del Señor.

IDEAS PRINCIPALES

1.- Descubrir la voluntad de Dios

2.- Aprender del sufrimiento

3.-Los problemas y sufrimientos son inevitables .

DESARROLLOE DEL TEMA

1.- DESCUBRIR LA VOLUNTAD DE DIOS

Estas acostumbrado a perseguir el éxito, las riquezas y la abundancia. Piensas que cuando todo  te va bien estas en el camino correcto. Crees que cuando eres prosperado estas "en el centro" de la voluntad de Dios. Por eso  cuando sobreviene el día oscuro,  no estas preparado para vivirlo. 

EN EL DESARROLLO DE ESTE TEMA PODRAS ENTENDER QUE ES NECESARIO LIBERAR TUS EMOCIONES DOLOROSAS Y ACEPTAR QUE LOS HECHOS DEL PASADO NO PODRAN CAMBIAR PERO SI TU ACTITUD HACIA ELLOS. CONOCERAS TAMBIEN QUE DIOS TIENE CUIDADO DE TU VIDA EN EL MOMENTO DE ANGUSTIA ,  DOLOR  Y OSCURIDAD PORQUE DIOS CONSUELA POR MEDIO DE SU SANTO ESPIRITU.

"Olvidarás tu aflicción, como aguas que han pasado las recordarás. Tu vida será más radiante que el mediodía y hasta la oscuridad será como la mañana" ( Job 11, 16-17 ).

"Se levantó una violenta tempestad, y las olas se alzaban sobre la barca de tal manera que ya se anegaba la barca..."(Marcos 4, 37).

Esta es tu alma durante las crisis o por sucesos dolorosos e inesperados.

Esta es tu alma, como un mar agitado en una noche oscura de tormenta es el grito de tu mente y corazón no renovados a causa de la ira y el dolor en tu vida. Es tu alma donde la brisa que trae paz interior se ha alejado...

Es  tu alma que corre con afán al mañana incierto y queda prisionero en la preocupación: Te olvidas de vivir el hoy libre, olvidas que Dios está en tu mañana .

Ha llegado a tu alma la aflicción en una forma inesperada y sientes que has caído en un abismo infinito y oscuro que te aleja de tus sueños; ves el  mañana oscuro, no encuentras la salida.

Necesitas tanto del Señor pero temes al mismo tiempo que no te escuche, porque también estas sintiendo enojo contra Él por no haber evitado ese  sufriendo. tu vida está en tormenta, la luz de tu voluntad se apaga, no encuentras justificación a lo que te sucede, no encuentras el por qué, más... he caminado por las sendas de Dios, he visto su mano de misericordia y poder. Debo buscar el amparo de Dios... debo buscar su refugio y su palabra...

"Alzaré los ojos a los montes, de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Dios, quien hizo los cielos y la tierra"(Salmo 121,1). "Sálvame, oh Dios, porque las aguas me han llegado hasta el alma. Me he hundido en el cieno profundo y no hay donde hacer pie, he llegado a lo profundo de las aguas, y la corriente me anega. Cansado estoy de llorar, reseca mi garganta; mis ojos desfallecen mientras espero a mi Dios" (Salmo 69, 1-3 )

Medita en el poder de Dios, en su soberanía, en su majestuosidad, así comprenderás que Él es capaz de ayudarte... Recuerda que Él tiene promesas que cumplirá  :

" Oh afligida, azotada por la tempestad, por la oscuridad sin consuelo; he aquí que yo asentaré tus piedras en antimonio, y tus cimientos en zafiros. Haré tus almenas de rubíes. Tus puertas de cristal y todo tu muro de piedras preciosas" ( Isaías 54, 11- 12).

Dios está cuidando tus emociones, tus sentimientos, tus luchas internas, tus circunstancias.

En esta crisis los pensamientos se confunden y las emociones y sentimientos se levantan de maneras contrarias. Todo tu ser interior se divide en direcciones distintas, paralizándote en depresión o haciéndote correr mentalmente con ansiedad e incertidumbre hacia tu futuro. Y quedas postrado ante una preocupación intensa que te invade.

No sabes como clamar a Dios o le preguntas un porqué; no encuentras la salida: Es que estás prisionero en emociones violentas que te cortan la energía física y te desgastan. Tu cuerpo se resiente con dolencias o enfermedades sin causa física, tus horas de sueño pierden control.

Todo tu ser, cuerpo, alma y vida espiritual, toma direcciones contrarias y el afán aparece, la paz interior se aleja, la esperanza parece lejana, el tiempo parece que camina lentamente, las metas y sueños caen porque la perspectiva hacia el futuro la ves a través de tus ojos ensombrecidos por el dolor. ¿Qué será de mi vida? Te preguntas.

Es la tormenta inesperada . La barca es tu propia vida, el timón es tu voluntad y las olas y tempestad son la crisis emocional o inesperada que te dificulta ver el faro de luz que te dirige a puerto seguro. Es la tormenta que te produce preocupación profunda. Mas hay un camino de paz en el valle de sombra, es el camino de fe y seguridad en el poder y soberanía de Dios. Es el camino para atravesar mientras caminas despacio. Reposa en Dios porque es la fuerza que debilita la tormenta y la luz que te hace ver el final de tu preocupación y tribulaciones porque:  " El Señor sostiene a todos los que caen y levanta a todos los oprimidos"  (Salmo 145,14).

Jesús está en medio de tu dolor, y puede entender aún los pensamientos que no te atreves a decirle, Él tiene la respuesta.

No tengas temor de lo que sientes porque tienes la presencia del Señor dentro de tu corazón y Él está disponible para poder guiarte. Él quiere que vivas un día a la vez.

Aparta toda ira y hostilidad hacia Él, al preguntarle por qué ha permitido lo que ha pasado. Y pídele perdón porque la aflicción es parte de la vida.

El está en todas partes, aun en las profundidades de tu corazón herido. El viento cesa ante su voz, el mar se acalla ante su presencia... No hay fuerza opresora que se le resista, Él es el Dios Todopoderoso.

Recuerda éstos versículos cuando sientas que tu vida y emociones internas están en tempestad:

"Él cambió la tempestad en calma y las olas del mar callaron" (Salmo 107, 29). "Él reprendió al viento y dijo al mar: ¡cálmate, sosiégate! Y el viento ceso y sobrevino una gran calma" ( Marcos 4, 39)

" Voz del Señor sobre las aguas, Dios de gloria truena. El Señor está sobre lasmuchas aguas, la voz del Señor es poderosa, la voz del Señor es majestuosa" (Salmo 29, 3- 4)

Su voz poderosa está dentro de tí, guía tu barca en un mar de aflicción, calma la preocupación y su mano te sostiene. Puedes sentir su paz. ¡No estas solo! El llena tu necesidad que dejó el dolor del ayer, tu necesidad de la crisis en tu hoy, tu necesidad que un día encontraras en tu mañana. Porque Él es Dios de poder, Él es omnipresente. Él está en la tribulación del día de hoy y de mañana. Por eso descansa en tu hoy, con confianza. Puedes sentir su presencia dentro de tu ser, El tiene la respuesta para tu vida, El es poder, El todo lo puede hacer. Puedes escuchar su voz que te da confianza dentro de tu corazón, porque para El nada es imposible.

"!Ah Señor Dios!. He aquí, tú hiciste los cielos y la tierra con tu gran poder con tu brazo extendido, nada es imposible para ti"  (Jr  32,17).

"He aquí yo soy el Señor de toda carne. Habrá algo imposible para mí?"   (Jr 32, 27)

"Venid a mí todos los que estáis muy cansados y cargados y yo os haré descansar. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí que soy manso y humilde de corazón y hallaréis descanso para vuestras almas, porque mi yugo es fácil y ligera mi carga"(Mt 10, 27-29).

PARA MEDITAR: Jonás 2, 2-9 … Sal 69, 3

"Cuando esperaba yo el bien, vino el mal, cuando esperaba la luz, vino la oscuridad"  (Job 30:26).

Dios te creó con emociones he hizo el llanto para hombres y mujeres en el momento del dolor.

"Humíllate delante de la presencia del Señor, y Él te exaltará a su debido tiempo, y echa toda ansiedad sobre Él porque Él tiene cuidado de ti" (1 Pedro 5:6,7).

2.- APRENDER  DEL SUFRIMIENTO

 Pablo nos  dice: "Nos alegra saber que, por confiar en Jesucristo, ahora podemos disfrutar del amor de Dios, y que un día compartiremos con él toda su grandeza. Pero también nos alegra tener que sufrir, porque sabemos que así aprenderemos a soportar el sufrimiento. Y si aprendemos a soportarlo, seremos aprobados por Dios". Rom 5,3-4  

Pablo veía el sufrimiento como algo de lo cual aprender, para así alcanzar la meta suprema: la salvación de su alma.

 

En las tormentas de tu vida, puedes elegir dejarte llevar, o aprender a navegar con vientos contrarios que amenazan con hundirte. Siempre que enfrentes problemas y dificultades, pregúntate qué puedes aprender de ellos. Tu sufrimiento tiene un propósito de Dios: aprender a soportarlo, ya que si lo haces, saldrás aprobado por Dios.

 

Pablo sabía mucho lo que era sufrir por causa de Cristo, y declaró: "Tres veces le rogué al Señor que quitara este sufrimiento; pero él me dijo: «Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad.»…...porque cuando soy débil, entonces soy fuerte".  2 Corintios 12, 8-10

Permite que llueva en tu vida, para que después salga tu sol porque después de la tempestad, después del sufrimiento viene la calma. Jesús también lloró ante la tumba de Lázaro (Juan 11,35).

Suelta los sentimientos que te torturan pensando en lo que hubieras podido hacer y no hiciste en tu ayer, o lo que hiciste y trajo dolor a los que más amas. Porque ningún pensamiento de estos hará que las cosas cambien, solo te herirán y oscurecerán tu vida.

Si no pudiste expresar sentimientos de ira o amor a una persona o personas y hoy ya no puedes hacerlo, entonces tráelos a la presencia de Dios y pídele perdón. Perdónate a ti mismo y a tu prójimo porque Dios te ha perdonado.

Pasa el tiempo necesario que no es para siempre,  desahogando tu tristeza y no te permitas caer en la depresión porque El Señor ya tiene la respuesta para cada necesidad en tu vida.

No te hagas daño con rencores y resentimientos, ni culpabilidades, deja que Él te cuide porque ahora te encuentras herido. El sufrimiento pasará y mientras tanto recuerda que Jesús está en medio de la tormenta. No digas: Ya no me importa nada, no hay esperanza para mi vida; debes darle tiempo a este proceso de dolor y paulatinamente vendrá la paz  

Debes aceptar lo que no se puede cambiar, tus hechos dolorosos del ayer o de tu hoy.

La tristeza será para ti como una estrella en el cielo de un mar agitado., mas lo que Dios tiene para tu vida es como el firmamento en un amanecer lleno de luz. Y la luz siempre llega después de una noche oscura. Jesús es tu luz, no tengas temor a las circunstancias, a tus pensamientos negativos, a la incertidumbre del mañana:

Ahora es tiempo de liberar tu sufrimirntor y reposar en el poder de Dios porque:

Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso bajo el cielo: Tiempo de nacer y tiempo de morir; tiempo de plantar y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de derribar, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de lamentarse, y tiempo de bailar" (Eclesiastés 3, 1-4).

"Porque ciertamente hay un porvenir y tu esperanza no será frustrada" (Proverbios 23:18).

¡Busca el reposo y consuelo en Dios!... Escucha su voz y siente el consuelo de su Santo Espíritu...

 3.- LOS PROBLEMAS Y SUFRIMIENTOS SON INEVITABLES .

Los problemas y el sufrimiento son inevitables, pero nunca insoportables: " Tú no has  pasado por ninguna tentación que otros no hayan tenido. Y puedes confiar en Dios, pues él no va a permitir que sufras más tentaciones de las que puedas soportar. Además, cuando vengan las tentaciones, Dios mismo te mostrará cómo vencerlas, y así podrás resistir". 1 Cor 10,13

 Recuerda lo que dijo Jesús: "En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo". Jn 16,33

 

Así que en vez de enfocarte en tu sufrimiento, por tus ojos en Jesús, el autor y consumador de tu fe, y haz esta oración que hizo el salmista, en voz alta:

 

"Dios mío, tú cumplirás en mí todo lo que has pensado hacer. Tu amor por mí no cambia, pues tú mismo me hiciste. ¡No me abandones!" Salmo 138, 8

 

Dios cumplirá Su propósito en Ti, porque Su amor es para siempre!

 Así que,, no te sorprendas de tener que afrontar problemas que ponen a prueba tu confianza en Dios

El jamás te dejara, menos en los momentos más difíciles de tu vida y aunque aparentemente duerme, El sigue pendiente de ti y de tus cosas, no te dejara, porque lo ha prometido, te ayudara porque esa es su voluntad, por lo tanto TRANQUILO, TRANQUILA Dios actuara, no te hundirás, no morirás, El obrara en tu vida y transformara ese mal panorama en uno hermoso con el cual exaltaras y alabaras su Nombre.

No veas lo feo de ese panorama, mas allá de lo que tus ojos humanos ven, observa con tus ojos de fe que están confiados en que Dios actuara y que todo está a punto de cambiar, porque Dios te maravillara.

TRABAJO DE APLICACIÓN

1.- Muéstrale al Señor tu sufrimiento, tu tempestad, tu oscuridad, y espera en él con fe.

2.- Ora con los Salmos que te propone el tema  y/o  busca otros que se adecuen a tu circunstancia.

1 comentario

Andres777 -

Hermosa reflexión. Dios es mi pastor y nada me faltara. Continua escribiendo y Dios te bendiga.