Blogia
MANANTIAL DE VIDA -SHEKINA

12 de Junio 2018 : Discernimiento de las lecturas Bìblicas

PREPARACIÒN :
Señor Jesùs , dame Tu palabra
Señor Jesùs, dame tu mensaje
Señor Jesùs,  dame Tu mandato, instrùyeme
Señor Jesùs, dame a conocer Tus promesas
Señor Jesùs, revèlame Tu plan para mì,
Señor Jesùs , hàblame.

ORACIÒN
Santo,  dame la gracia de conocer al Padre
de comprender al Hijo y a Tì, Espìritu de ambos
Creerte con  sòlida fe. Amèn.

1º Lectura . 1º de Reyes 17, 7-16    
MENSAJE :
“ Al cabo de cierto tiempo se secò el torrente ”, porque no habìa caìdo lluvia.
Asì , sucede con nostros, se seca nuestra alma cuando no recibe la lluvia del Espìritu de Dios, que es, su Palabra .
MANDATO :
Levàntate, anda.
La obediencia
No temas.
Nuestro Padre del cielo, que conoce a cada uno de sus hijos, sabe cuando el alma esta sedienta de Su palabra y de Su espìritu; y te manda que te levantes y vayas  en busca de esa agua. Que te queda,  obedecer, sino moriràs de sed. Nuestro Padre Dios , nunca nos va abandonar, por eso  nos dice “ no temas ” , Yo estoy pendiente de tu necesidad.
PROMESA :
“ No se terminarà la harina de la tinaja , y no se agotarà el aceite del càntaro, hasta que Yavè, lo disponga. ”
Nuestra fe , se pone a prueba , al creer o no en las promesas de Dios.
Dios, siempre pondrà  en nuestro camino  alguien que comparta con nostros el alimento espiritual, alguien que nos dè lo que nos hace falta, en el momento de sequedad espiritual. Es consuelo saber que siempre Dios, pondrà alguien que comparta, que este dispuesto a dar sin recibir; como lo hizo la viuda con Elìas. Es aquì , donde la promesa se cumple , para el que da desinteresadamente, nunca se le agotarà la fuente, la unciòn, la palabra, el Espìritu de Dios. Entonces tanto el que da, como el que recibe se beneficiaràn. Dios premia la fe, del que da, aùn de lo poco que tiene. A veces pensamos que es poco lo que tenemos para compartir espiritualmente; pero siempre hay algo, una palabra de consuelo, un testimonio, un versìculo de la Palabra de Dios, que se nos quedò grabado en el corazón, un escuchar; son cosas que parecen no tener valor, pero que pueden salvar una alma sedienta.
 
Salmo :  4, 2-8
“Haz brillar sobre nosotros , Señor, la luz de tu rostro “
Oraciòn del que, a pesar de las dificultades, confìa en Dios.
Dios y defensor mio.
Cuando te llamo, Tù me respondes, Tù que en mi angustia me diste alivio,
Ten compasión de mì y escucha mi oraciòn
El Señor hizo, maravillas conmigo, me escucha las veces que le invoco.
Señor mìrame con buenos ojos. Tù has puesto en mi corazón màs alegrìa que los que se sientes  rebosantes por el trigo y el vino.
Yo me acuesto tranquilo y me duermo enseguida, pues tù, Señor, me haces vivir confiado, me das seguridad.

 Evangelio :  Mateo 5, 13-16
MENSAJE :
“ Ustedes son sal de la tierra ”
“ Ustedes son luz para el mundo ”
MANDATO :
Que cada cristiano, seguidor de Cristo Jesùs, se convierta en sal y luz para los demàs, es decir para el mundo que lo rodea , en el lugar que se encuentre. Jesùs, nos llama a cambiar el mundo a travès de la conversión y la esperanza, asì se le da sabor a la vida, en otras palabras un sentido a la vida; al igual que la sal  da sabor a los alimentos.
Dios , hizo una alianza de sal con Su pueblo, una alianza perpètua ( Num 18, 19 ) igualmente cada cristiano tiene un pacto, una alianza y un compromiso con Jesùs, el de dar a conocer el Evangelio “ La buena noticia de la salvaciòn “.
La luz del Evangelio y la llegada del Reino de Dios , no debe esconderse.
PROMESA :
“ Del mismo modo, procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben y glorifiquen a su  Padre que està en el cielo.”
La luz, que tiene que brillar en cada uno de nosotros, es la “ luz del Espìritu Santo “ es , esa luz interior y esa fuerza  para testificar que Jesùs esta vivo, que ha resucitado, que vive en cada corazón que lo acoge.

 ORACIÒN :
Danos Tu  Espìritu y despièrtanos, Señor.
Danos Tu  Espìritu y  sàlvanos, Señor.
Danos Tu  Espìritu y  sànanos , Señor.
Danos Tu  Espìritu y  hàznos Tus apòstoles, Señor.
Danos Tu  Espìritu, Señor y, ensèñanos a escuchar Tu voz.
Danos Tu  Espìritu Señor y, ensèñanos a vivir con los ojos fijos en el cielo.
Danos Tu  Espìritu Señor y, llènanos del amor de Dios.
Danos Tu  Espìritu Señor y, transfòrmanos.
Danos Tu  Espìritu Señor y, ayùdanos a morir a nosotros mismos.
Danos Tu  Espìritu Señor y, ensèñanos a orar.
Danos Tu  Espìritu Señor y, lìbranos de los malos hàbitos.
Danos Tu  Espìritu Señor y, ensèñanos a  alabarte.
Danos Tu  Espìritu Señor y , moldèanos para ser semejantes a Jesùs.
Danos Tu  Espìritu Señor y, prepàranos para dirigir a otras personas a una experiencia Divina.
Danos Tu  Espìritu Señor y, fortalècenos para propagar la palabra de Dios.
Te alabamos, Padre.
Te alabamos, Jesùs.
Te alabamos, Espìritu Santo. 
Amèn.
 
 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios