Blogia
MANANTIAL DE VIDA -SHEKINA

Oracion


_Rosario con las virtudes evangélicas de María_

Sta. Juana de Francia (1505)
Según Sn Luis de Montfort, una parte clave *para vivir la consagración*, es imitar las Virtudes de María.

En los evangelios se presenta a la Santísima Virgen María como un modelo evangélico para toda la Iglesia:
1.- Purísima (Mt 1:18,20, 23; Lc 1:24, 34) 

2.- Prudentísima (Lc 2:19; 51) 

3.- Humildísima (Lc 1:48)

 4.- Fidelísima (Lc 1:45; Jn 2:5) 

5.- Devotísima (Lc 1:46-47; Actos 1:14) 

6.- Obedientísima (Lc 1:38; 2:21-22; 27) 

7.- Pobrísima (Lc 2:7) 

8.-Pacientísima (Jn 19:25) 

9.- Misericordiosísima (Lc 1:39, 56) 

10.- Dolorosísima (Lc 2:35)


El hecho inspirador es que las virtudes de María tienen un significado singular para cada uno de nosotros como miembros de la Iglesia. Como Madre de la Iglesia y miembro preeminente, nos enseñó a nosotros, los demás miembros, cómo seguir más cercanamente a su Hijo.
La virtud que más se asocia con ella es la pureza. Pero su fe, obediencia, amor y pobreza vienen a nuestras mentes con facilidad.


*Las Diez Virtudes Evangélicas de la Santísima Virgen María típicamente se representan en forma de una estrella de diez rayos. Sobre todo, la estrella tiene un gran sentido espiritual ya que como estrella de la mañana, María irradia sus Diez Virtudes Evangélicas y nos invita a ser inspirados y guiados por su glorioso ejemplo en este peregrinaje terrenal. En nuestra lucha contra el mal, la Santísima Virgen María brilla como modelo de perfección*.
Lo que es más inspirador de las virtudes de nuestra Señora, según el contenido de los Evangelios, es la perfecta armonía que vemos entre estas y las bienaventuranzas de su Hijo en el Sermón de la Montaña (mateo 5, 3-12). Estas bendiciones de Jesús son el mismo corazón del Evangelio, que está reflejado perfectamente en la vida de María.

0 comentarios