Blogia
MANANTIAL DE VIDA - DIOS ENTRE NOSOTROS

Tema 10 : TRES TIPOS DE HOMBRES : Manantial de vida

Tema 10 :  TRES TIPOS DE HOMBRES : Manantial de vida


1 cor. 2:14, 15 – 3:1

En este pasaje Pablo divide al hombre en tres categorías. Clasifica estos grupos en conformidad con su capacidad para comprender y recibir la Palabra de Dios, es decir: las cosas que nos han sido reveladas por el Espíritu.

Estos grupos son : El hombre natural, el hombre carnal, y el hombre-espiritual.


EL HOMBRE NATURAL
El hombre natural es el hombre siquikós. Este término procede de la palabra griega “siqué” que significa “alma”.

*   El hombre natural , vives de acuerdo con lo natural. Tu intelecto y tus    emociones  te gobiernan.
No has nacido en el espíritu – eres inconverso. No estás despierto a las cosas espirituales. Para ti son locura.

No puedes entender lo espiritual, porque no es racional. La palabra de Dios, sus promesas, su gracia y la fe son cosas incomprensibles para ti.

El mundo  es limitado por tu entendimiento finito y tus sentimientos.

*  No puede entrar en el reino de Dios porque en el no hay lugar para lo racional. Jesús dijo, "De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios" (Juan 3:3).

EL HOMBRE CARNAL
El hombre carnal es el hombre sarkikós. Este término proviene de la palabra griega sarx que significa “carne”.

El hombre carnal, quiere agradar a Dios en las pobres fuerzas de su carne. Pero no ha aprendido todavía a andar en el Espíritu

La frase "cristiano carnal" fue usada por primera vez en I Corintios 3:1 cuando Pablo habla a los cristianos en Corinto. Pablo les dijo, "...no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo."

  • eres como niño en el espíritu .
  • Has nacido de Dios pero vives fuera del reino de Dios. No creces espiritualmente, no maduras. Deberías  de haber ya pasado por esta etapa de tu vida espiritual. Eres como un niño de  seis años que todavía no puede escribir ni leer.
  •  Cuando naces, eres carnal y cuando naces de nuevo en el espíritu , esta carnalidad persiste y tienes que luchar contra ella.
  • Tu carnalidad no desaparece por tu conversión, sino por medio de la obra de santificación. Es decir por tu comunión intima con Dios, a través de Cristo Jesús.
  • Si no creces  espiritualmente, seguirás  practicando las obras de la carne Gal.5:19-21

EL HOMBRE ESPIRITUAL
El hombre espiritual es el hombre neumatikós. Esta expresión viene de la palabra griega neuma que significa “espíritu”.

El juicio del hombre espiritual representa el pensamiento (gr. Nous) de Cristo 1Cor. 2:9 “cosas que ojo no vio...

+ A diferencia del hombre carnal, no tratas agradar a Dios, sino que más   bien te dejas guiar por el Espíritu; aprendes a andar en el Espíritu y no en tus fuerzas.

+ Crucificas y mueres continuamente los deseos de la carne.

+ Cuando niegas tus deseos carnales llegas a la mente de Cristo.

Las características que predominan en el hombre espiritual son:

1) el entendimiento de los deseos de Cristo,
2) las frutos del Espíritu
3) la dirección del Espíritu.

Los Deseos de Cristo.
Mientras que el hombre  carnal pone su enfoque en su conversión, tu sientes consumido, atraído por Cristo mismo. Has sido transformado y piensas como Cristo piensa. Actúas y reacciona de una forma agradable al Señor. Todo lo que haces es precedido por sus deseo de agradar a Cristo.

Los Frutos del Espíritu.
"Mas el fruto del espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, y templanza" (Gal 5:22). Es importante que distingas entre los frutos del Espíritu y las obras del Espíritu. Las obras del Espíritu son para la edificación de la iglesia, pero los frutos del Espíritu son el resultado de la morada del Espíritu dentro de ti.


La Dirección del Espíritu.
"Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos son hijos de Dios" (Rom 8:14). Eres dirigido por el Espíritu. El aprender a seguir al Espíritu es un proceso también. Mientras aprendes a seguir a Jesús, aprendes también a sentir la dirección del Espíritu. Jesús dijo, "Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen" (Juan 10:27). Para seguir necesitas escuchar y no puedes escuchar si no has crucificado, muerto a tu vida carnal.

TRABAJO DE APLICACIÒN
¿Qué tipo de hombre eres tu? ¿El carnal? ¿El natural o el espiritual? ¿A que te comprometes de hoy en adelante ?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Luis Miguel Guerrero -

Quiero recibir palabra de Dios.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres